viernes, 27 de enero de 2017

50 años sin los astronautas de Apollo-1

Esta entrada de la serie "Hace 50 años" debería haber sido escrita el próximo 21 de febrero que era la fecha en que el lanzamiento de Apollo 1 estaba programado.

La misión AS-204, como era conocida en la NASA, iba a ser la primera prueba de los módulos de mando (versión Block I sin tunel de acoplamiento) y servicio de Apollo para comprobar los sistemas de lanzamiento, seguimiento y control, nave y lanzador. La duración del vuelo estaba programada para hasta 14 días, en función de como todo fuera desarrollándose en el espacio.
Emblema de la misión. Imagen NASA

Los astronautas elegidos por Deke Slayton, jefe de astronautas, eran Virgil "Gus" Grissom como comandante, veterano de Mercury y Gemini, en su tercer vuelo, Edward H. White, primer paseante espacial americano, y el novato Roger B. Chaffee. Curiosamente este último entró de rebote en la tripulación, ya que la primera elección fue Donn F. Eisele, pero tuvo problemas en el hombro sobrevenidos en un entrenamiento con el "vomit comet" y debío ser operado, por lo que fue descartado de la tripulación de Apollo 1 en favor de Chaffee.  Una detallada biografía de los astronautas podéis leerla aquí en inglés.
Sus suplentes eran Wally Schirra, Walt Cunningham y el ya recuperado Donn Eisele.
Foto frente a su cohete: Grissom, White y Chaffee en el complejo 34 el 17 de enero de 1967. Crédito NASA

Apollo iba a significar un cambio de constructor en las naves espaciales americanas: McDonnell Aircraft Corporation habia construido Mercury y Gemini y ahora Apollo la haría North American Aviation, una "novata" en estas lides. Además, impuesto por la NASA, la atmósfera del modulo de mando sería 100% oxígeno (como usaron en Mercury y Gemini), presurizada en el espacio a un quinto de atmósfera, pero para los test en tierra era presurizada a un poco más de una atmósfera para evitar que la estructura colapsara por la diferencia de presiones.
También para evitar una apertura accidental de la escotilla de acceso en el espacio, con la consiguiente perdida de la atmósfera interior, se había decidido que la escotilla abriese hacia adentro, y tenía nada menos que tres puertas: dos en la nave y una en la protección aerodinámica exterior.
Módulo de mando Apollo 1 en construcción. Crédito NASA

El 27 de enero tocaba una de esas pruebas de simulación que no gustaban a los astronautas, una que llamaban "plugs-out", de "enchufes fuera", esto es, la nave se desconectaba de los sistemas de tierra y dependía de su energía interna para simular una situación -casi- de lanzamiento. Los astronautas iban con los trajes presurizados y dependiendo de los problemas que fueran surgiendo, el final del trabajo podía alargarse hasta muy tarde.
La nave tampoco contaba con el favor de los astronautas por los repetidos problemas que iban observándose durante los días de test anteriores, criticando a la empresa que incluso pensó en colocar uno de sus hombres en la zona de almacenamiento junto a los astronautas para ver los problemas de cerca. La tarde anterior, Wally Schirra tras una prueba "plugs-in" y escotilla abierta, le dijo a Grissom: "Al minimo fallo salid fuera. No me gusta"
Los astronautas entran en el Módulo de mando. Los técnicos monitorizarán la prueba. Crédito NASA
La prueba llevaba alargándose varias horas, con unos astronautas cansados y molestos. La comunicación de voz era mala, con muchas interferencias, hasta el punto que Grissom llego a decir a Control "¿Como quereis que vayamos a la Luna, si no podemos hablar entre dos o tres edificios?" -"How are we going to get to the Moon if we can't talk between two or three buildings?"-, a la que Control respondió: "¿Qué has dicho? Repite por favor"

Nada indicaba anomalía alguna, ni las lecturas biomédicas, ni los sensores de movimiento de la nave, ni las presiones de oxígeno. Pero a las 18:31:04.7 hora local del Cabo una voz, probablemente de Chaffee anunció "¡Fuego!"

El jefe de plataforma ordenó a los técnicos que allí estaban, que iniciaran los procedimientos de evacuación de los astronautas. Al otro lado de la escotilla, Ed White al estar sentado en el centro, era el encargado de iniciar la apertura desde dentro.
La tripulación en sus asientos del simulador. La escotilla está justo detrás de la cabeza de White. De izda. a dcha. Chaffee, White, Grissom. Credito Wikipedia

Mientras unos y otro intentaban abrir la escotilla, a las 18:31:19 la estructura del módulo de mando cedía por la alta temperatura y presión interior. A través de las grietas, el fuego y un denso humo empezó a cubrir en la sala blanca, y dejaron de oírse las comunicaciones de los astronautas. El personal de la plataforma retrocedió impotente ante el fuego, el humo y la nula visibilidad, buscando máscaras anti-gas y extintores, pero ambos se manifestaron inútiles ante la virulencia del incendio, por lo que entraban en pequeños grupos, y salían al poco para respirar y ser relevados por otros técnicos. Al menos 27 de ellos fueron atendidos posteriormente por los sanitarios.
Abrir las tres puertas de la escotilla de acceso costó cinco interminables minutos, inaceptable para una evacuación de emergencia. En teoría "solo" debería costar 90 segundos.
Aun sin ver el interior del Apollo, la conclusión a la que llegaron todos los presentes era clara: los astronautas habían muerto. Cuando vieron los cuerpos en el interior, se vió que Grissom abandonó su asiento probablemente para atacar el fuego inicial, White estaba en su asiento intentando abrir la escotilla y Chaffee en su posición al cargo de las comunicaciones.

Una comisión fue formada tras el accidente. Tras tomar fotos de los restos y del interior de la nave, esta fue llevada a un hangar y junto a un modulo de mando intacto, fueron ambos desmontados pieza a pieza para tratar de averiguar el origen del suceso: al parecer el fuego se inició bajo el asiento de Grissom, probablemente por algún cableado desprotegido que produjo alguna chispa, que estalló en un infierno en esa atmósfera de oxígeno puro. Los astronautas habían fallecido por asfixia.

Los factores principales que llevaron a la tragedia según dictamino la comisión, fueron:
  • Una cabina sellada y presurizada con oxígeno puro.
  • Un diseño inadecuado para escape de la tripulación.
  • Un cableado y canalizaciones mejorables.
  • Presencia de muchos materiales combustibles en la cabina (Nylon, Velcro, adhesivos, papel...)
La cápsula Apollo tras las recomendaciones de la comisión investigadora, fue rediseñada en multiples aspectos, destacando:
  • La doble escotilla pasó a ser de una sola pieza con apertura hacia afuera, y podía ser abierta en pocos segundos tanto por la tripulación como por los técnicos.
  • La atmósfera de la cabina para test de pre-lanzamiento sería de 60% Oxígeno y 40% Nitrogeno.
  • Limitación de materiales combustibles en la cabina.
  • Mejora de las conducciones eléctricas y de los circuitos de refrigeración.
  • Mejoras en las instalaciones de la sala de acceso a la nave -white room-: servicios de extinción, materiales no inflamables, ventiladores para dispersar el humo, rutas de escape...

Compañeros astronautas acompañan los restos de sus amigos. Imagen tomada de Space.com

Como Michael Collins dijo ayer en una ceremonia de recuerdo de los fallecidos: "Sí, Apollo 1 causó tres muertes, pero creo que salvó más de tres posteriormente"

Curiosamente, en 1961 un cosmonauta soviético había muerto en circunstancias parecidas, pero se mantuvo en secreto para occidente hasta bien entrados los años 80... Otro día lo contamos en el blog.

Añadir que desde hoy y hasta el próximo uno de febrero hay una semana de malos recuerdos para la NASA por las destrucciones en vuelo además de los transbordadores Challenger y Columbia.

Saber más (en inglés) :

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...