lunes, 23 de marzo de 2015

Gemini 3: Cuando Estados Unidos volvió a la carrera espacial

Hace 50 años Estados Unidos, tras su programa Mercury, ha asistido impasible a los exitos soviéticos con sus naves Voskhod: primera nave multiplaza y primer paseo espacial.
Los soviéticos acumulan más vuelos, mas tiempo de permanencia en el espacio, y varias primicias espaciales. Pero EE.UU. confía en su programa espacial, la nave biplaza Gemini va acortar esa distancia con los soviéticos.
Emblema del Programa Gemini. Crédito NASA

Imagen tomada de Great Images at NASA

La cápsula biplaza tiene una forma de campana, ya probada con éxito en las Mercury, pero tiene una apreciable diferencia. Todos los sistemas de soporte vital van en la llamada zona de equipos (de color blanco), y la zona habitable con escudo térmico, la única que regresa a la Tierra. Presenta dos escotillas, una para cada tripulante (comandante a la izquierda y piloto a la derecha), sentados en asientos eyectores que les servirían de sistema de escape en caso de necesidad al despegue. Está previsto realizar paseos espaciales despresurizando el vehículo, y saliendo el piloto al exterior a través de su escotilla abierta.
Nave Gemini. Crédito NASA

La nave incorpora motores de maniobra que permitirán por primera vez los cambios de órbita y realizar encuentros y acoplamientos. Permitirá permanencias en el espacio iguales a las que encontrarán los astronautas en sus misiones lunares.
La nave espacial Gemini.Credito de la imagen NASA

Comparativa a escala real de la nave Mercury (izda.) y la Gemini. Crédito de la foto McDonell/Space Museum, Smithsonian Institution

Tras dos vuelos no tripulados de prueba, Gemini 3 será la primera misión tripulada. Los elegidos son el primer americano lanzado al espacio Alan Shepard y el novato Thomas Stafford. Sin embargo Shepard empieza a sufrir vértigos y mareos de forma aleatoria en cualquier momento de su día a día,  y se le diagnostica el Sindrome de Ménière lo cual implica que no puede pilotar. Retirado de la rotación de vuelos, esto acarrea un cambio de tripulación y los que volarán son Virgil "Gus" Grissom, comandante, y el piloto novato John Young.

Grissom (izda) y Young. Imagen NASA

Lanzada el 23 de marzo de 1965 a las 14:24 UTC, la misión no es muy ambiciosa. Se trata de un corto vuelo de 3 órbitas para probar los sistemas de la nave y por primera vez se realizarán dos cambios de órbita usando la técnica de órbita de transferencia de Hohman.
Imagen de órbita de transferencia de Hohman. Crédito Wikipedia

Una nave partiendo de una órbita inicial (1) mediante un impulso de los motores (deltaV) obtiene una órbita elíptica (2). Un nuevo impulso de los motores en el apogeo de la órbita (2) la llevará a su órbita final (3).

La misión cumplió todos sus objetivos, con un único sobresalto por un sandwich de contrabando que Young introdujo en el bolsillo de su traje, para dárselo a Grissom. Este lo probó y las migas acabaron esparciéndose por la cabina y colándose por todas las rendijas de paneles e interruptores, lo que causó revuelo en prensa y en el centro de control del vuelo. A raíz de esto se prohibió tajantemente subir objetos no autorizados a bordo de las naves, y a Young le cayo una bronca oficial de la NASA.

Los Estados Unidos estaban de nuevo en la carrera espacial.

Video del canal de la NASA

miércoles, 18 de marzo de 2015

Voskhod-2: El ser humano sale de la protección de su nave espacial

Entramos en el tunel del tiempo de nuestra etiqueta "Hace 50 años".
Estamos en 1965 y los americanos siguen con los preparativos de su programa Gemini, el programa puente que afinará las técnicas que necesitarán para el vuelo hasta la Luna. Por la información que los americanos facilitan, sabemos que se trata de una cápsula biplaza, con capacidad de maniobra, y con la que se realizarán acoplamientos y paseos espaciales.
Los soviéticos siguen tras su telón espacial de silencio. Han lanzado una capsula multiplaza, la Voskhod-1 que pregonan que es más avanzada que su precursora la Vostok y que les ha proporcionado una nueva primicia espacial: ser los primeros en mandar más de un tripulante en una nave espacial.
Pero a pesar de todas las primicias y de llevar un buen adelanto a los americanos, hoy sabemos que su nave lunar, la Soyuz, con capacidad de maniobra y apta para paseos espaciales aun estaba en una fase de primitivo desarrollo. El Kremlin pide a Sergei Korolyov un plan para adelantarse también a los americanos en ser los primeros en realizar una EVA ("Extra Vehicular Activity": Actividad extra vehicular) ya que saben que Edward White se está preparando para hacerla en una de las primeras misiones Gemini.
Korolyov idea un plan, es arriesgado pero podría realizarse con una Vostok modificada: solo se necesitaría añadir una esclusa de aire, extensible, que se lanzaría plegada, se extendería una vez en órbita, y se desecharía tras el paseo espacial. La necesidad de llevar trajes Berkut presurizados, limita a dos el número de cosmonautas.
Adaptaciones hechas a la Vostok (izda.) para convertirla en las Voskhod. Crédito de la imagen: Wikipedia

La misión podría reportarles la gloria del pionero, pero era altamente arriesgada, ya que debemos recordar que los cosmonautas no iban a tener asientos eyectores y quedaban a merced de la suerte de que todo fuera bien durante el lanzamiento.
La exclusa Volga que se añadiría a la Vostok, junto a un maniquí de Leonov. Crédito National Air and Space Museum - Smithsonian Institution

Tras una prueba de la esclusa Volga a bordo de la nave no tripulada Kosmos-57, el 18 de marzo a las 07:00 UTC despegaba la Voskhod-2. A bordo el Comandante Pavel Belyayev, de la Marina soviética y un joven siberiano de 30 años, piloto de la Fuerza Aerea soviética de nombre Aleksei Leonov, y llamado a pasar a la historia por ser el primer paseante espacial. Sus reservas eran respectivamente Dmitri Zaikin y Evgueni Khrunov.
Belyayev (Izda.) y Leonov vestidos con sus trajes Berkut, conversan con Komarov en el autobús que les transporta a la rampa. Imagen tomada de la web Kosmonavtika.

Antes de finalizar la primera órbita y sobre territorio soviético para poder transmitir las imágenes y monitorizar a los astronautas, Belyayev procedió al despliegue de la esclusa Volga. Leonov mientras se colocó la mochila que le iba a suministrar oxígeno durante la salida exterior.

Foto-esquema de la EVA del vuelo.

Una vez abierta la escotilla exterior Leonov salió al espacio exterior sujeto a un umbilical que le aseguraba a la nave. Las imágenes fueron transmitidas a todo el mundo y este comprobó que los soviéticos habían logrado, una más, otra primicia en el espacio. El paseo duró tan solo 12 minutos y Leonov reportó sentirse bien y describió una vista maravillosa.
Gráfico del paseo espacial de Ciudad Futura. Autor Paco Arnau.
Pero los problemas no habían hecho más que comenzar. Una vez cortada la señal de televisión llegó la hora de regresar a la nave. El traje Berkut se había hinchado por la falta de presión atmosférica en el espacio, y sus pies no ajustaban en sus botas ni las manos en sus guantes. Además con ese volumen, le iba a ser imposible regresar al interior de la esclusa, así que sin reportar nada a Tierra, Leonov tomó la decisión de reducir la presión del traje abriendo la válvula que dejaba escapar el oxígeno. Esto hizo que el volumen bajara, aun a costa de asfixia del cosmonauta. Así Leonov, poco a poco logro introducirse de cabeza en la esclusa, teniendo que darse luego la vuelta en el interior para comprobar que todo el umbilical estaba dentro y poder cerrar la escotilla exterior y volver a presurizar la esclusa.
Cuando las presiones estuvieron igualadas, Belyayev abrió la escotilla interior y los dos cosmonautas se reunieron. Leonov sudaba, tenía su visor empañado y su corazón estaba muy acelerado. La excursión casi le había costado la vida, pero parecía que lo difícil ya había pasado. Belyayev volvió a cerrar la escotilla interior y tras comprobar su estanqueidad expulsó la esclusa Volga.

Llegado el momento de finalizar el viaje, en la órbita 17, el sistema de orientación de la nave falló, retardando una órbita el regreso y debiendo hacer los cosmonautas la orientación y el retrofrenado de la Voskhod manualmente. La reentrada también fue azarosa: el módulo de servicio se mantuvo unido por un cable de comunicaciones a la capsula de descenso "Sharik", haciendo que todo el conjunto girara violentamente y sometiendo a los cosmonautas a una aceleración de unos 10G, un fallo que ya había ocurrido en algún vuelo Vostok anterior.

Todo esto les llevó fuera de la zona de regreso preestablecida, a una zona boscosa remota de Siberia. Habían regresado a Tierra, pero todavía no habían sobrevivido al vuelo. Tras hacer volar la escotilla notaron el frío exterior de -20ºC y comprendieron su situación: había un manto de nieve que les cubría hasta el pecho, se hallaban rodeados por osos y lobos y los equipos de rescate tardarían en encontrarles. Los cosmonautas radiaron su señal de socorro, pero enseguida supieron que deberían pasar la fría noche en la relativa seguridad de su cápsula.
Al día siguiente oyeron helicópteros que venían en su busca, pero el espeso bosque y el complicado terreno impedían que estos pudieran aterrizar. Mas tarde por fin llegaron a ellos un grupo de rescatadores en esquís que les trajeron ropa seca de abrigo y que cortaron madera e hicieron una gran hoguera para preparar la cena y pasar calientes una noche más en la tundra. Mientras, otro grupo de rescatadores había abierto un claro en el bosque talando árboles, que permitió por fin el aterrizaje de un helicóptero. A la mañana siguiente, mejor descansados, los cosmonautas y sus rescatadores recorrieron esquiando los kilómetros que les separaban del claro de bosque donde había podido aterrizar el helicóptero que les trasladaría por fin a la ciudad de Perm, y de allí a la historia espacial y los homenajes.
Leonov (izda.) y Belyayev en una imagen posterior al vuelo.En sus pecheras izquierdas se ve la medalla de Héroe de la Unión Soviética otorgada por su vuelo. Imagen BBC

El rescate de los cosmonautas había durado el doble que el vuelo que habían realizado en el espacio. Un vuelo arriesgado y que probó la preparación de los cosmonautas y la capacidad humana de supervivencia.
Emblema conmemorativo de los 50 años de Actividad Extravehicular.  Imagen NASA/Blake Dumesnil


Video mostrando imágenes de la Misión. Crédito Roskosmos

Para saber más:

jueves, 12 de marzo de 2015

Regreso de la Soyuz TMA-14M. Fin de la Expedición 42

Don't Panic! ¡Tranquis! que la vida a bordo de la ISS sigue como lleva haciéndose desde hace 5243 días.
Ayer día 11 a las 22:44 UTC, la Soyuz se desacopló del módulo Poisk para regresar a Tierra con los cosmonautas Aleksndr Samokutyayev (CDR), Yelena Serova (FE1) y Barry Wilmore (FE2) a bordo.

Antes a bordo de la ISS se vivió la emotiva despedida que se ve en el siguiente vídeo:

Vídeo del Canal RealNASA

Tras separarse de la ISS vino el encendido de frenado para abandonar la órbita a las 01:16 UTC, tras lo cual vino la separación de los módulos y la ya inevitable reentrada hacia las estepas del Kazakhastan.
Durante un breve periodo hubo un silencio radio, más largo que en otros descensos, que pudo llegar a preocupar a los menos versados en estos regresos, pero que acabó cuando las fuerzas de rescate recibieron señal de la nave con Samokutyayev radiando que estaban bien y que el descenso era nominal.
Durante el regreso, con nubes que no permitían mucha visibilidad los equipos de rescate estuvieron siguiendo la Soyuz al punto de aterrizaje.


Todas las imágenes están tomadas por Bill Ingalls y pertenecen al Flickr de la NASA donde las puedes encontrar a mayor resolución.
Particularmente, la que esta justo encima de estas lineas me parece una de las fotos más bonitas que se hayan tomado nunca de una Soyuz, y que nos hace recordar que esta nave fue creada en un principio como nave para la conquista soviética de la Luna.

La nave aterrizó a las 02:07:40 UTC a 145 kms al sur-este de Dzhezkazgan y lo hizo "de pié" ayudada por el hecho de que no había viento. Tras abrir la escotilla, primero extrajeron a Samokutyayev, luego a Wilmore, y por fin a Serova. Inmediatamente por las redes surgió la pregunta: ¿Donde quedó la caballerosidad de "las mujeres primero"? La duración total del vuelo fue de 167 dd 05 hh 42 mm y 40 ss.

Para finalizar os dejo un vídeo con la extracción de los cosmonautas, y lo más interesante, con imágenes de algunas cosas no vistas hasta ahora (al menos por mi), como los equipos de telecomunicación, el interior de la tienda médica o la placa conmemorativa del punto de aterrizaje, algo de lo que ya os hablé en el post titulado "El terreno que recibe a las Soyuz".


Vídeo del canal AstronautiCAST

Y el día 27, apuntadlo en la agenda, porque tenemos programado el lanzamiento de la siguiente Soyuz de la serie, la TMA-18M.

jueves, 5 de marzo de 2015

L+100, L+101: Tres paseos espaciales y cien días a bordo de la ISS

La Bitácora ¡está de vuelta!

Perdón por la larga pérdida de señal, ha sido un tiempo muy ajetreado: tres paseos espaciales (-EVAs- en inglés N.d.T.) en 8 días pueden realmente llenar tus días y sentí que tenía que concentrarme en mi tarea al 100%.

Teniendo que realizar varias horas de operaciones en el Airlock (-esclusa de aire desde donde salen los astronautas al espacio exterior- N.d.T.) y sacar dos compañeros de tripulación "por la puerta" de forma segura y lo más rápido posible es algo que requiere atención: de lejos lo más exigente que he hecho en órbita y, por primera vez, absolutamente algo estresante.

Los paseos espaciales suelen estar cubiertos bastante al detalle en Internet, así que estoy segura chicos que ya sabéis más de lo que posiblemente podría deciros. Y en lo que respecta a mi trabajo como IV (Intravehicular, -el astronauta que se encarga de ayudar a los paseantes, tanto antes como después de la salida- N.d.T.), si tienes curiosidad puedes echar un vistazo a alguna bitácora de formación sobre las clases pre-y-post, donde entrenamos operaciones en el Airlock y protocolos pre-respiratorios (-para purgar de nitrogeno la sangre de los paseantes,al igual que hacen los buceadores- Ver L-390  N.d.T.). Echa un vistazo por ejemplo Bitácora L-70:

Por supuesto, algunas cosas son difíciles de practicar en Tierra. Poner las SAFER, por ejemplo, las mochilas propulsoras que se colocan en los trajes EMU (-Acrónimo del traje espacial USA- N.d.T.) para auto-rescate de emergencia en caso de separación de la estructura: en Tierra aprendemos cómo operar los cerrojos que la mantiene asegurada al traje, pero es un historia completamente diferente a manipular traje y SAFER en el espacio. Cosas pesadas y voluminosas que no tienen peso aquí, pero todavía tienen masa, y por lo tanto, ¡inercia!
Terry Virts durante una de las EVA. Imagen tomada de NASA2Explore

De todos modos, todo ha ido bien, Butch y Terry hicieron un trabajo estelar fuera, Anton fue una valiosa ayuda en el Airlock y ahora todos estamos recuperando el aliento mientras nos instalamos en un ritmo de trabajo menos agitado.

Además, nos estamos acercando rápidamente al final de la Expedición 42, lo que significa que Butch, Sasha y Elena se están preparando para su fogosa cabalgada de regreso al planeta Tierra la próxima semana.

Terry, Anton y yo estaremos solos aquí arriba durante un par de semanas, antes de que Scott, Misha y Gennady se unan a nosotros a finales de marzo.

Ayer nuestros compañeros de tripulación "listos-para-salir" se pusieron sus trajes Sokol (-los utilizados para el vuelo en la Soyuz- N.d.T.) para sus pruebas de fugas antes de la reentrada y he observado a Elena y Sasha practicando la reentrada manual del Soyuz en un simulador en el Módulo de Servicio.

Y estamos preparando la carga de retorno: hoy, por ejemplo, tomé muestras de agua de todas nuestras estaciones de suministro de agua potable y las almacené para su retorno en la Soyuz.

También se han iniciado los preparativos para la llegada de la próxima tripulación. Ayer trabajé en la estiba de alguna carga recibida con la nave rusa de reabastecimiento Progress, que incluye ropa de Scott y artículos de higiene.

Tenemos nuestro pequeño armario ropero del espacio en el Nodo 2, cerca de nuestros camarotes: cada uno de nosotros tiene una bolsa rígida grande con nuestros suministros personales de ropa, organizados principalmente en bolsas autocierre, que cubren dos semanas cada uno (a los que llamamos "ladrillos").

Butch, eficiente como siempre, ya había vaciado su bolsa, por lo que a Scott ... si ocurre que está leyendo ... ¡tus ropas ya están muy bien organizadas en la parte de arriba en el nodo 2! No estoy segura de que sean suficientes para un año, sin embargo: apuesto a que tendrás más llegando a lo largo del viaje.

Hey, por cierto, ¡ayer fue nuestro día número 100 en el espacio! Bueno, técnicamente eso es cierto sólo para mí, ya que Terry y Anton habían estado en el espacio antes, pero seguro que era nuestro día número 100 en el espacio juntos. Un poco de miedo, ¿no? En comparación con el tiempo dejado atrás, el tiempo que hemos pasado parece poco, sólo nos quedan un par de meses.

Por supuesto que hay cosas de mi vida terrícola que echo de menos - una ducha está bastante arriba en la lista - pero será muy difícil abandonar la Estación Espacial. En los últimos 100 días he pasado de emoción incontenible y descubrimiento constante, a la familiaridad y una sensación de afecto tranquilo para la estación misma, nuestra tripulación y los equipos en Tierra repartidos por todo el mundo con los que interactuamos todos los días. Te sientes como en casa y, por cierto, un hogar en el que se puede flotar y ¡que ofrece una imbatible vista desde la ventana!
Imagen tomada del Twitter de Terry Virts
  • Este relato (publicado originalmente en inglés) es parte de una larga serie de artículos escritos por Samantha Cristoforetti, astronauta italiana de la ESA, actualmente en el espacio desde su despegue a bordo de la Soyuz TMA-15M el 23 de noviembre de 2014.
    En este blog podrás encontrar su diario en español desde su primer día en el espacio. Todas las fotos pertenecen al perfil de Samantha en Google+ salvo que se indique lo contrario. Puedes leer aquí la introducción que hice a este Diario de a bordo.
  • Los otros astronautas y cosmonautas con los que convivirá, y a los que en las entregas nombra son:

    Butch: Barry Wilmore, Comandante de la Expedición 42
    Aleksandr o Sasha: Aleksandr Samokutyayev
    Elena: Elena Serova
    Anton: Anton Shkaplerov, comandante de su Soyuz
    Terry: Terry Virts, compañero en su Soyuz, será el comandante de la Expedición 43.

  • Entradas anteriores sobre su preparación al vuelo fueron traducidas al español por @intervidia.
  • El diario de a bordo se traduce también al italiano en el sitio AstronautiNEWS, al francés en el sitio Cap sur l'espace y al alemán en el sitio Logbuch ISS

miércoles, 4 de marzo de 2015

100 días en la ISS: Samantha a punto de irse a dormir. ¿O recién "levantada" de la cama?

Samantha ha cumplido hoy 100 días a bordo. Varias veces a través de su Logbook nos ha contado sus despertares a bordo de la ISS, lo primero que hace al abrir los ojos, o lo que le da la bienvenida diaria.
A través del Flickr de la NASA hoy os presento una foto que muestra el espacio personal del que dispones a bordo de la Estación, por si te decides a subir.
En la imagen tomada del Flickr de la Nasa, Samantha está a punto de irse a dormir. ¿O recién "levantada" de la cama? Resulta difícil de saber, si alguna vez tenemos oportunidad se lo preguntaremos. Pero juguemos a adivinarlo: te reto.
  • Antes de entrar en su camarote, a ambos lados se observan las puertas que cierran para dar privacidad al astronauta. Están abiertas, pero eso no nos da mucha información.
  • Podemos fijarnos en la luz que entra en el camarote, pero no tiene ventana. Y aunque la tuviera no sería una pista fiable ya que en órbita se suceden amaneceres y anocheceres cada noventa minutos.
  • Samantha se encuentra dentro del saco de dormir, tampoco nos aclara demasiado. El saco es como el que tu puedas tener para ir de camping, con una pequeña diferencia: posee dos aberturas laterales para sacar los brazos. Dormir en el espacio es, según ellos cuentan, una de las experiencias más placenteras. El saco siempre está en posición vertical (aunque esto es muy relativo en el espacio) y solo se encuentra sujeto con un par de amarres para que no marches flotando. Tu cuerpo no siente presión sobre ninguna superficie. Te metes, sacas los brazos (opcional), cierras los ojos y a dormir.
  • A la altura de su rodilla derecha se aprecia lo que parece un neceser abierto, donde probablemente guarde sus cosas más personales.
  • Justo al lado de su codo derecho se ven sujetos por unos cordajes un manual de vuelo de la NASA, probablemente instrucciones o procedimientos sobre actuaciones en caso de emergencia, o quizás un manual para repasar sobre el experimento siguiente a realizar. A su lado lo que parece un cuaderno de anotaciones con un boli.
  • En el centro de la imagen un poco más arriba de la mano aparece un tablet enchufado a su cable de carga. ¿Para cargarlo durante la noche o ya cargado al despertar?
  • A la derecha del tablet una bolsa cerrada con un clip que contiene unos pocos frutos secos. Los frutos secos son una fuente rápida de energía: ¿por si te entra hambre a mitad de "la noche" o para arrancar la mañana con fuerzas?
  • Justo encima del tablet, otra bolsa metalizada cerrada con un clip. Parece algún paquete de comida empezado. En esa misma zona lo que parece una tarjeta de memoria y otro dispositivo electrónico que podría ser ¿un reproductor MP3 de música?
  • Y enfrente suyo, a la altura de sus ojos, como ella misma nos dijo en algún logbook anterior, hay un ordenador portátil, donde reciben el planning diario, que se encuentra cerrado.
  • No podemos ver, pero lo podemos intuir, que tendrá algún espacio de almacenamiento de objetos personales más, y posiblemente en la pared de frente a sus ojos tenga unas cuantas fotos de familia y personas queridas para ella, que le acompañan en su travesía espacial.
  • Y un último dato, Samantha está sonriendo como si estuviera fresca y descansada. Aunque tampoco nos sirve de mucho, porque ella es una mujer que siempre la ves sonriente.
¿Te atreves a elegir? ¿Acostándose o Despertándose?

Yo si me mojo: Creo que Samantha está a punto de acostarse. Ha dejado los aparatos cargando, se ha traído una provisión de comida para el despertar, y está a punto de despachar al fotografo para cerrar las puertas y retirarse a descansar.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...